Un verano saludable y refrescante es posible con Jugo de 8 Verduras Herdez®

Un verano saludable y refrescante es posible con Jugo de 8 Verduras Herdez® Jugo de 8 Verduras Herdez® práctica forma de obtener los nutrientes de los vegetales este verano. Empieza…

Readmore..
Un verano saludable y refrescante es posible con Jugo de 8  Verduras Herdez®

Desayuna con proteínas para tener energía y la salud, Canola.

Desayuna con proteínas para tener energía y la salud Comer un desayuno saludable da energía para enfrentar el día y promueve el metabolismo. CanolaInfo creó una colección de recetas de…

Readmore..
Desayuna con proteínas para tener energía y la salud, Canola.

Silicon Valley, una experiencia de verano para niños de gran impacto

En Silicon Valley, meca de la innovación y emprendimiento donde se aglomeran grandes empresas, se llevará a cabo del 31 de julio al 5 de agosto el campamento tecnológico RobotiX…

Readmore..
Silicon Valley, una experiencia de verano para niños de gran impacto

Obsequiar una esperanza a través de la donación de óvulos y espermas.

Obsequiar una esperanza a través de la donación de óvulos y espermas. La donación de óvulos consiste en la entrega anónima, altruista y desinteresada de algunos óvulos de una mujer…

Readmore..
Obsequiar una esperanza a través de la donación de óvulos y espermas.

Sidral Mundet, a la mexicana

Hacer las cosas #ALaMexicana es hacerlas bien, con pasión, esmero y entrega, como lo han demostrado día a día Alondra de la Parra, Directora de Orquesta y la primera mujer…

Readmore..
Sidral Mundet, a la mexicana

Papito¡¡¡¡¡

Mi papá...   (Rebecca Aguado) 

Con los recientes acontecimientos, del mundial, la emoción, la excitación, hace unos días vi en las noticias que falleció el papá del portero del equipo de la selección Nacional, y yo iba por el periférico cuando se me ocurre encender el radio, y lo primero que escucho es que el portero llegó a México, para acudir al entierro de su padre. Y que las primeras palabras que dijo fueron: “El era mi ídolo y yo nunca se lo dije”, uff mis ojos se llenaron de agua, eso que llamamos lagrimas inundaban mis ojos, y no podía contenerme, y es que ¿cuántas veces? les decimos lo que sentimos a nuestros papas, o a nuestros seres queridos cuando tenemos la oportunidad de hacerlo, ¡NUNCA!.

Carta de una mamá gatuna en el día de la madre

Carta de una mamá gatuna en el día de la madre

Antes de ser mamá gatuna, nunca me habían lamido tanto, ni había sido mordisqueada por los dientes de un cachorro, ni rasguñada de esa manera, ni mucho menos  tan asediada al abrir el refrigerador en busca de jamón, ni perseguida a la hora de la cena, o el desayuno.

 

 

 

 

Mi mamá no tiene novio

MI MAMA NO TIENE NOVIO 

De visita en casa de mis abuelos, me divierte ver a mi tía la menor, prepararse cuando espera a su novio: Toda contenta se peina, perfuma y pinta los labios, se viste muy guapa y corre de un lado a otro de la casa, arreglando todo con detalle para que su "mi amor" no encuentre defecto alguno en el entorno.

Elige tus batallas Y disfruta tu relación al máximo ACE/Leopi

lige tus batallas Y disfruta tu relación al máximo

 · Ace y el escritor Leonel Castellanos ‘Leopi’ te comparten las posibles soluciones a las batallas más comunes en pareja.

 · Hay muchas cosas en la vida por las que vale la pena batallar, que lavar no sea una de ellas; recuerda que Ace lo hace por ti.

Asi soy yo....

Así soy yo… Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Aquí estoy yo, ansiosa, deprimida, sola, triste, aburrida, en espera de vivir, de encontrar realmente mi… mi vida, mi fin, mi meta, mi realización. Mi existencia…

Mientras estoy en esta tonta espera que me desespera, empiezo a pensar en lo que ha sido mi vida hasta ahora, ahora que soy una mujer que está entrando en los temidos “tas”, profesionista, sin hijos, sin familia propia; Y soy una mujer que definitivamente no ha tenido una vida sencilla, pero de las adversidades he logrado ponerme en pie, y  he podido salir adelante, he tenido demasiados empleos, en diversas áreas, maestra, relaciones públicas, recursos humanos, empresaria, amante, escritora, diseñadora, decoradora, he tenido logros importantes a nivel profesional, y bueno de los tres hermanos logré terminar una carrera, he sobrevivido  a muchas injusticias, demasiadas, fui obligada a luchar para ser más fuerte, a fortalecerme, a defenderme, a esconder mi inseguridad, mi timidez, mi soledad, mi depresión y mis miedos. Tuve miedos, muchos. He tenido miedo. Tengo miedos. Tengo miedo de hablar, de decir. He vivido sin vivir. He aparentado no sentirlo. Con mucho trabajo, aparento, sola me rompo. Me he roto muchas veces, me han roto, estoy rota. Aparento. Durante toda mi vida he aparentado no enojarme, no se envidiosa, rencorosa. He aparentado ser fuerte. Mostrarme débil, qué difícil. He aparentado estar orgullosa del hombre que me acompaña en ese momento, aparentar que las citas son buenas, que es lo máximo aún cuando no es ni lo mínimo, que me cae bien mi hombre, incluso cuando me lastima.

 

 

He aparentado ser dócil, dulce, ingenua, fácil, infantil, sencilla, hasta tonta. He fingido. He fingido que no me duele aunque por dentro me esté rompiendo. He fingido no amar cuando lo único que necesitaba era eso, sólo un poco de amor. He fingido amor por lástima. He lastimado, y esto de verdad lo lamento, ha sido sin intención. Me han lastimado, más de lo necesario, mucho más. He lastimado a quien más me quiere, y los que me quieren son los que más me han lastimado.

Estoy confundida. Me confunden, yo confundo. He estado confundida, desesperada, anestesiada, tan anestesiada que no he sentido la vida. He confundido y mucho. Me he confundido en los demás. He estado confundida, desesperada, anestesiada. He vivido confundida siempre. He confundido la intimidad con el simple hecho de vivir bajo el mismo techo, con la rutina, con lo cotidiano, con el mero hecho de simplemente tener algunas pocas cosas en común, con este miedo inmenso a estar sola. He confundido el amor con las relaciones. He confundido el tener una relación con la seguridad. No he logrado sentirme segura. He confundido la seguridad con el dinero. Y aún no me siento segura. He confundido la felicidad con el autoengaño.

No había reconocido mi autoengaño. NO lo quería reconocer. He visto a mis seres queridos engañarse para no lastimarse a sí mismos, al otro. Vivo. Me han vivido. He vivido sin vivir. He vivido contenida, la mayor parte del tiempo. Siempre reprimiendo lo que siento, para no herir, para no decir la verdad. El miedo a su vez, me ha contenido. Siento miedo de seguir viviendo contenida. La inseguridad me contiene. He sido insegura. Esa inseguridad me paraliza, me deprime, me invade, no me deja seguir, me detiene. La inseguridad me ha impedido la espontaneidad, me ha impedido, hablar, cantar, reír, amar, bailar. He bailado con timidez. He bailado. He sido llevada por otros en la pista. Pocas veces he olvidad mi cuerpo al hacerlo. He dejado de conocer mundos distintos por inseguridad. Tantos mundos distintos al mío. He sido tímida, la timidez me ha estorbado, me aísla,  he desaprovechado la oportunidad de ser amiga de quienes admiro por esa timidez. Siento ganas de vencerla. En ocasiones lo he logrado. No siempre.

He cambiado, me han cambiado, he cambiado a las personas, trato de cambiar día a día. Lo voy logrando. He logrado parecer encantadora. He logrado cosas. No he logrado tantas muchas otras. Estoy lográndolo. Logo. He podido ser feliz. He podido despojarme de muchas ataduras, de cadenas. He vivido apretada. Siento que me asfixian. Me desaprieto. Me desaprietan. Me voy desapretando. Siento que me aflojo. Siento frío, calor, angustias, deseos, necesidades, necesidad de amor. Me arriesgo, me caigo, me levanto, y comienzo de nuevo, me arriesgo, me arriesgo demasiado. Y aún hoy por hoy, a estas alturas y con todo lo vivido, Siento esta terrible necesidad de ser amada.

Amo. Me aman. Hago el amor. He hecho el amor, sin amor, tantas veces. Hice el amor sin ganas, muchas más. He hecho el amor para sentirme viva, para sentirme completa; y he acabado sintiéndome más sola que nunca, más sola que antes. Me ha molestado. Me han violentado, más de la cuenta he de admitirlo. Dejé que me controlaran por el sexo, controlé con sexo, confundí sexo con amor, con intimidad, con seguridad, con estabilidad. Me engañé y engañé a otros. Tantas veces me no me atreví a negarme. Me negué. Aprendí a negarme, aprendí finalmente a afirmarme.

Aprendí a obedecer. Fui obligada a obedecer, desde siempre. Obedezco. Y obedezco automáticamente. Soy obediente. Me cuesta trabajo desobedecer. Me cuesta trabajo dejar las obligaciones a un lado, no me doy permiso, tengo que hacer todo perfecto. Obligo a quienes me rodean a ser perfectos, me obligo a mí misma a la perfección. Aprendo a desobeder, a soportar no ser obedecida. Aprendo a juzgar, a pensar, a dudar. Aprendí a no decir nada. Aprendí que era lo que podía decir. Aprendí a callar, a bordar, a servir.

Aprendo. Estoy aprendiendo a admirar, a expresarlo, a expresarme, a decir cualquier cosa. He aprendido a hablar. He aprendido valores morales. Aprendí cosas absurdas. Necesito desaprender para aprender. Desaprendo para ser y dejar ser.  Desaprendo en cada instante. He recordado. Recuerdo. Me recuerdan. Recuerdo con amor, con dolor, con rabia, con alegría, con amargura, con risas, con lágrimas. Recuerdo lo que he sido, sueño, imagino lo que seré, lo que serán mis descendientes a los que ansío tener pronto. Vengo. Voy. Pienso. Vuelvo. Me detengo. Me siento. Me acuesto. Me tapo. Me duermo.

He crecido. He madurado. Lo he intentado, lo intento, trato. He visto la luz. Me he llenado de flores ajenas. Algunas me han secado. Renazco, un poco cada día y muero otro poco. Estoy viva, al fin y al cabo. Y me doy cuenta de que sigo viva porque Amo. Huelo. Siento. Pruebo. Toco. Me tocan. Odio. Pierdo. Gano. Busco. Me buscan. Encuentro. Me encuentran. Me encuentro y cuando al fin me encuentro espero no perderme  y no dejarme ir, cuando encuentro mi esencia, no quiero dejarla escapar, no quiero caer de nuevo a ese mar de dudas e indecisiones.

Me encuentro, me retengo, me contengo, me detesto, me asumo, me acepto, me amo, VIVO, Total, que se puede hacer si al fin y al cabo, así soy yo…