Un verano saludable y refrescante es posible con Jugo de 8 Verduras Herdez®

Un verano saludable y refrescante es posible con Jugo de 8 Verduras Herdez® Jugo de 8 Verduras Herdez® práctica forma de obtener los nutrientes de los vegetales este verano. Empieza…

Readmore..
Un verano saludable y refrescante es posible con Jugo de 8  Verduras Herdez®

Desayuna con proteínas para tener energía y la salud, Canola.

Desayuna con proteínas para tener energía y la salud Comer un desayuno saludable da energía para enfrentar el día y promueve el metabolismo. CanolaInfo creó una colección de recetas de…

Readmore..
Desayuna con proteínas para tener energía y la salud, Canola.

Silicon Valley, una experiencia de verano para niños de gran impacto

En Silicon Valley, meca de la innovación y emprendimiento donde se aglomeran grandes empresas, se llevará a cabo del 31 de julio al 5 de agosto el campamento tecnológico RobotiX…

Readmore..
Silicon Valley, una experiencia de verano para niños de gran impacto

Obsequiar una esperanza a través de la donación de óvulos y espermas.

Obsequiar una esperanza a través de la donación de óvulos y espermas. La donación de óvulos consiste en la entrega anónima, altruista y desinteresada de algunos óvulos de una mujer…

Readmore..
Obsequiar una esperanza a través de la donación de óvulos y espermas.

Sidral Mundet, a la mexicana

Hacer las cosas #ALaMexicana es hacerlas bien, con pasión, esmero y entrega, como lo han demostrado día a día Alondra de la Parra, Directora de Orquesta y la primera mujer…

Readmore..
Sidral Mundet, a la mexicana

Mi padre..ese desconocido...

 Adoraba con locura a mi abuelo paterno, y estoy segura que él a mí, nos divertíamos, y era muy amoroso pero un día él falleció y me sentí muy sola y triste, no me avisaron hasta después. Después de eso, mis padres se separaron cuando yo tenía 6 años, esa fue la primera vez, y desde antes, desde pequeñita quería mucho a mi padre, y no es que no quisiera a mi madre, la adoraba y la adoro, pero no sé que me daba ese aprecio por mi padre. En esa separación decidí irme a vivir con él, y nos fuimos juntos mi papá y yo,  a vivir a casa de mi abuela, él prometió llevarme al colegio todos los días, mi colegio quedaba a dos horas de camino de casa de mi abuela, así es que sólo fui un día. Qué chistosa es la vida, me fui a vivir con él para estar a su lado, y casi no lo veía, estaba viviendo con mi abuela y la tía abuela, veía televisión todo el día y comía creo que en ese momento fue cuando comenzó mi depresión, o tal vez cuando falleció mi abuelo, en ese tiempo de vivir con mi padre, me dormía muy tarde y no importaba porque a fin de cuentas yo ya no iba a la escuela, pocas veces mi padre y yo salíamos juntos, y en esas pocas me llevaba a algunos bares, recuerdo una vez que fuimos al bar de un restaurante que tiene tienda incluida, y mi padre me dejó afuera en la tienda viendo juguetes porque no me dejaban entrar al bar, y me dijo que escogiera juguetes, yo claro que me serví con la cuchara grande, pero no me compró nada, y así nos la pasábamos, cuando quería que él me comprara algo le decía que lo iba a acusar con la abuela, que le diría que me había llevado a una cantina, y él me compraba lo que yo quería.

En ese tiempo creo que debido a la ansiedad comencé a morderme los dedos, y cuando le llamaron a mi madre, para que fuera por mi, llegué a la casa materna con los dedos infectados con pus, y con muchos kilos de más, y claro sin haber asistido al colegio. Como se pudo mi madre logró que yo retomara el colegio. Mis padres se reconciliaban y se separaban así hubieron como seis ocasiones, hasta que al fin se divorciaron. Siempre en mi niñez fui una niña gordita desde esa ida a vivir a casa de la abuela materna, y no había día en el que mi padre no me recordara siempre que estaba demasiado gorda, que me veía mal, que la ropa que usaba era muy fea, el corte de cabello, el color, todo, claro que con los años, me puse a dieta y de ser una rechoncha pasé a ser una mujer delgada, y entonces era lo contrario yo estaba demasiado delgada y me veía mal, me veía enferma y mi padre me prohibía seguir adelgazando, y comenzó la comparación con mi hermana, porque ella ahora tiene sobrepeso, y antes era ella la delgada.

Cuando terminé de estudiar preparatoria, mi padre me prometió que me iría a Europa, y que trabajara, que pusiera un negocio con él, pero ese negocio fue un fiasco para mí, puso todo a mi nombre y yo tenía que firmar ciertos documentos, el negocio quebró y yo sentí siempre que fue por mi culpa, aún en estas fechas lo siento. Total que ni estudié ni me fui a Europa y viví uno de los fracasos importantes de mi vida. Después de eso, tuve que empezar a trabajar y ganaba más o menos bien, así que decidí comenzar a estudiar, mi padre supo mis planes y seguí sus consejos, me recomendó la carrera del futuro un amigo suyo, y yo quería estudiar actuación, o publicidad, pero no tenía los medios, pero no tenía los medios para sostenerla.

Me metí a estudiar Comercio Internacional, nada que ver. Tenía un empleo al que entraba a las 8 de la mañana, y salía a las 6 de la tarde. A esa hora me iba corriendo a la Universidad, de ahí salía hasta las 10 de la noche, y sin auto. Todo esto para agradar a mi papá. A mi hermana mayor le dieron un auto cuando cumplió 16 años, y yo mmm aún lo espero. De los tres hijos de mis padres, he sido la única que hasta ahora he estudiado una carrera, que tengo empleos estables, incluso hice una especialidad y he sacado varios diplomados, pero nada, no logro hacer nada que sea 100% de su agrado, y ahora soy una mujer hecha, pero sigo sin lograr su aprobación.

Aún ahora que soy una mujer, la aprobación de mi padre es uno de mis mayores anhelos. Casi todas las decisiones de mi vida las he hecho pensando en él y en lo que lo haga sentirse orgulloso de mí, lograr sentir su aprobación, pero no lo he logrado. Mi hermana prácticamente huyó con su galán, y se casó muy lejos de casa, sin la aprobación de nadie de la familia, hizo las cosas de manera intempestiva. Yo me he detenido más, no quisiera defraudar a mi padre. He vivido esperando que él se sienta orgulloso de mi, y no puedo lograrlo.

Ahora tengo un empleo nada que ver con mi carrera, he tenido algunas relaciones importantes, pero ninguna ha sido buena. Mi padre ahora vive con su pareja ya de años, pero rara vez puedo verlo solo y la verdad es que creo que esa es una causa de que lo vea ocasionalmente.

La relación que tengo con su actual pareja no es fácil, porque ella habla mal de mi madre, y obviamente si hay una balanza gana por mucho mi madre, siente celos, envidias y crítica todo, siempre compite, y lo quiere todo para ella y su hijo, mi madre y mi padre llevaban una excelente relación de amistad, lo cuál era agradable para todos, pero por ella esa relación se ha mermado, y lo más doloroso es que mi padre no nos dé nuestro lugar.

Y aunque trato de tener una relación cercana con él, me cuesta mucho trabajo, el otro día por fin me atreví a decirle cómo me sentía respecto a un galán, y no hubo retroalimentación.

No sé la relación de mi padre y mi hermano es muy distinta. Ahora mi padre tiene un negocio y siempre quiere que mi hermano esté a su lado, no sabes cuántas veces le he dicho que me contrate, que me enseñe y por una u otra cosa, no hay tiempo o no es el momento. Hoy me dolió porque mi hermano no quiere estar en la empresa, y para mi no habría nada mejor, pero él quiere que mi hermano esté ahí. Ahora a mis casi 30 años, si mi padre dice que esa falda que quiero comprar está muy corta no me la compro, o la compro después y la uso cuando no me ve. Creo que jamás podré agradarlo, y con el tiempo he tratado de que esto no me duela como me duele. He tratado de tener una relación con él de manera que no me lastime lo que me dice o lo que hace. Pero quisiera tener una relación más cercana.

Él no estuvo en momentos importantes en mi vida, pero con todo esto, quiero mucho a mi padre, y trato de entenderlo, sé que no tuvo una vida fácil, sé que su familia no era perfecta y que no hay un libro o manual para ser padres, lo admiro mucho porque siempre ha sido un hombre exitoso, es muy querido por la gente que lo rodea, y es un hombre sabio.

Pero inalcanzable, inentendible, lejano, y con decisiones incambiables, de ideas fijas, y con buenos sentimientos. Siempre está ocupado y habla de negocios, últimamente nuestra relación ha mejorado, no tanto como quisiera, pero espero que con el tiempo podamos ir mejorando poco a poco. Espero que el tiempo nos alcance porque lamentablemente no tenemos la vida comprada, yo tengo casi 30 y el ya ha llegado a los 60. A veces pienso que ya no es momento para que él cambie, si no lo hizo antes no sé si lo hará ahora. Siento que no hay que entenderlo si no quererlo. Se levanta a las cuatro de la mañana a trabajar en papeles, todo el tiempo está pensando en los negocios, y trabaja sin descanso, creo que lo heredé de él. Antes fumaba cuatro cajetillas al día y de repente decidió dejar de fumar y de un día para otro sin ayuda de nadie lo dejó. Sé que es un hombre admirable, creo que por ello quisiera agradarlo y lograr que se sienta orgulloso de mí.

 

Me ha hecho tantas promesas incumplidas que mi corazón tiene múltiples heridas resultado de esto, las ilusiones rotas y el alma adolorida, algo que me ha impedido tener relaciones sanas en cuestiones de pareja, y realmente sólo necesito que alguien me dé seguridad, una seguridad que no he tenido nunca, pero en el fondo sé que me quiere y que no sabe cómo demostrarlo, sé que en el fondo aún cuando no me lo diga, si se siente orgulloso de mí, sólo espero que algún día se atreva a decírmelo y me lo haga saber...

¡Te quiero papá¡