Your Module installation is broken; please re-install. Alternatively, extract the installation archive and copy the xef directory inside your site's libraries directory.

La primera Navidad juntos



Como no soy muy ducha en la cocina, sobra decir que cenamos un delicioso pollo rostizado, pero no por eso la mesa dejó de lucir esplendorosa, pues se me ocurrió una cena navideña a la luz de las velas. El departamento tiene una terracita con vista al parque, así que no quise desperdiciar la oportunidad de pasar una Navidad romántica con mi recién estrenado marido.

Coloqué en la terraza unos candelabros de manzana que hice yo misma, y ¡fue mejor que si hubiésemos cenado en París! Creo que nadie de mi familia entendió el porqué mi marido y yo decidimos pasar nuestra primera Navidad solos. Quizá sólo quienes lo han vivido entenderán la importancia de esta experiencia. Fue un momento maravilloso para los dos, nos sentimos tan bien, tan unidos... pero eso sí, al día siguiente corrimos a visitar a las familias; ya sabes dos horas allá, tres acá, y así nos la pasamos los dos días siguientes.

El solo recuerdo de esos candelabros nos hace revivir la cena romántica que inauguró nuestra verdadera pareja, compenetrada, unida y más feliz que nunca. A partir de entonces, siempre que llega mi galán y ve que tengo sobre la mesa uno de esos candelabros de inmediato sabe que nos espera una velada romántica, aun cuando cenemos pizza fría del día anterior o cualquier fritura.

Te comparto el modo de hacerlos, y espero que adquieran para ustedes el significado que tienen para nosotros.

Candelabros de manzana

Necesitas:

-    Manzanas (dependiendo de la cantidad que quieras hacer)
-    Velas (de colores o si prefieres plateadas o doradas, pero como de 3 cms de diámetro o menos, que sean delgadas)
- Hojas verdes (naturales o artificiales)

Lávalas y dales una pulidita con un trapo afelpado. Tómalas una por una, córtales el corazón, coloca la vela en el centro, y luego adorna con las hojas.

Puedes poner unas etiquetas muy monas, con papel de color dorado o verde, con el nombre de cada unos de los invitados, si las utilizas para la cena, o simplemente colócalas en rinconcitos estratégicos de tu casa o como centro de mesa, en la terraza o el balcón, ¡en donde quieras!

¡Feliz Navidad con tu amorcito!