Febrero 2020

Farfalas ya termina Enero que parecìa interminable y llega el mes de Febrero lleno de amor, y te invitamos a que ejerzas el amor por ti mism@ antes de ejercer…

Readmore..
Febrero 2020

5 hábitos para tener un cabello fuerte todo el año

5 hábitos para tener un cabello fuerte todo el año Conseguir nuestros objetivos para el 2020 depende de que disfrutemos de la imagen que proyectamos. Para mantener un cabello fuerte…

Readmore..
5 hábitos para tener un cabello fuerte todo el año

Ferias mexicanas que todos esperamos en 2020

Ferias mexicanas que todos esperamos en 2020 Las ferias y festivales nacionales son eventos que reciben a turistas locales y extranjeros para exponer la riqueza cultural y el talento artístico…

Readmore..
Ferias mexicanas que todos esperamos en 2020

Cómplice Ideal para San Valentín

Cómplice Ideal para San Valentín En la vida es muy importante contar con personas especiales en las que puedas confiar, amar y compartir momentos inolvidables. De igual manera, hay que…

Readmore..
Cómplice Ideal para San Valentín

ASH trivia

Nuestr@s Amig@s de ASH nos enviaron 2 hermosos kits,

Readmore..
ASH trivia

Drama Queen o Guerrera invencible

 

 

Y a la larga podríamos decir, respira y entrégate que después del dolor siempre viene el placer y luego el dolor y luego el placer y luego el dolor y...

Poniendo las cosas claras. Soy maricona (sin usar la palabra de manera ofensiva aclaro), una miedosa, lo admito. Soy absolutamente cobarde, todo me duele y jamás habría podido ser un faquir. Tampoco habría podido imitar a alguna  Santa  porque al primer latigazo en el nombre de Dios tiraba la toalla y prefería morir en la hoguera antes de castigarme con golpes en el cuerpo.

Lo lamento, masoquista del alma puedo ser, pero del cuerpo ni hablar. Por eso no sé si habría podido ser espía, ante la más mínima se me hace que yo soltaba la sopa. Qué patria ni qué ocho cuartos, sí metían mi cabeza en agua, o  me colgaban, yo  tal vez cambiaba de nacionalidad en un segundo.  Lo lamento. La Matahari no soy.  Tal vez podría intentar seducir pero una chica Bond no soy, ni la viuda negra, porque a mí sí que me entran las balas.

Ya me explicaron que todos tenemos un umbral del dolor, que hay gente que resiste y otra que no aguanta ni un coscorrón o un zape en la cabeza. Yo creo que pertenezco al segundo grupo. Tal vez por eso es que soy muy llorona, porque todo me duele al mil por ciento.

 

La cuestión es que en esto del dolor si soy macha bien macha, me pongo a pensar horas antes de tener que vivir ese dolor, pero me he regresado en metro después de que me han extraído dos muelas del juicio en el dentista, en una ocasión la dentista me estaba cosiendo la encía, tal cual, y la anestesia se evaporó de mi cuerpo, el solo  pensar en otro piquete en la encía pensé que era mejor vivir la costura sin anestesia,  me hice un tratamiento es-pan-to-so de peeling químicos, uno con una especie de lijadora con la que quitaban las capas de piel de mi cara, y yo veìa volando pedazos de carne, sangre, gel, y etcéteras, al fin  cuando terminó la dermatóloga parecía que me habían arrastrado por las calles empedradas pero de pura cara eso previo a haberme golpeado, de ahí me fui a comer una pizza ups, y a la mañana siguiente  me veía peor que Rocky Balboa después de la pelea con el Ruso, y mi piel lucia como una salchicha frita pero sin ojos estaban tan hinchados que no podía ver nada, en la segunda ocasión que me atreví a hacerme otro peeling cuando la doctora me puso el liquido era un ardor terrible tanto que literalmente mi piel se abrió se escuchó cómo se rasgaba y todas las que estábamos en la sala pusimos cara de What? De verdad y ni la doctora entendía como sucedió esto.

El lente de contacto se me rompió dentro del ojo y me rasgo el párpado y parte de la cornea, lo que me impidió ver por unos días, pero YO AGUANTABA; Ya lo último que pospuse por unos años debo confesarlo es que he vivido una histerosalpingografia más bien la he sobrevivido, solo eso hasta que vi los resultados, pero eso si la doctora y la técnica radióloga me dijeron que he sido de las valientes que han estado ahí, ORALESSSSSS.

Ejemplos tengo miles. La depilación láser en TODO el cuerpo, las perforaciones, los tatuajes, todo.

Y cada ocasión en que me toca una de estas  torturas cierro los ojos y me enconcho solita. Suelo apretar mis dedos y me digo mil veces: resiste BK, resiste BK. No te va a doler.

Pese a mi poca tolerancia al dolor, según yo, la vida me ha hecho fuerte, y me ha ayudado a sobrevivir.

Me encontré con una amiga de hace tiempo, y me preguntó cómo seguía mi mastitis?, y la sorprendí al decirle que me sigue doliendo de manera constante, que a veces son punzadas, que a veces me supura, que me punza, que hay días en que no soporto la ropa, pero ya no me quejo.

Me han recomendado acupunturistas, especialistas, ginecólogos, también espiritistas, chamanes y demás expertos en la cura de lo desconocido, pero nada. Nadie da con el origen del dolor que siento en el busto. Nadie. Es un dolor que a veces me paraliza, que me ha mandado a la cama con varias pastillas, pero he optado por no quejarme más. Ha aprendido a controlar mi cuerpo, a manejar este dolor que me tiene loca. Si alguien me ve cargando mis bolsas con libros, o  escribiendo en la computadora jamás sospecharán  que cada movimiento me apachurra. Ya no asumo el rol de víctima. Valiente, voy matando  con firmeza mis  propios fantasmas y este dolor, estoy segura, tarde o temprano también será derrotado.

Ya no espero que mi “amado” me entienda, el cree que si como, si tengo hambre asume que no estoy enferma, no me duele por tener hambre, mi madre no me apapacha como yo quisiera y no me llama nadie para saber cómo voy.

Y el dolor del alma ese es mucho, pero mucho más fuerte que el del busto, más fuerte que la histerosalpingografia, que la costura sin anestesia, que el peeling, más que cualquier cosa.

Quizá el cuerpo a veces nos pide descansar. Quizá, como dice mi profesora de yoga, son sus señales para decirnos que dejemos de correr. Que nos detengamos un poco para reposar. Mientras regresaba me acorde de  mi padre y su circulación, y sus nulos quejidos a pesar de que le duele todo el cuerpo. Vaya hombre resistente, tiene una increíble capacidad para sobreponerse y ese es el mayor ejemplo que me da en estos años de tormento físico.

También me acordé de mi madre,  una mujer que no se queja si le duele algo, una mujer que se concentra y a punta de fuerza mental (y de medicinas potentes) vence al verdugo.

Mi Peke es un vikingo, aun con dolor, heridas y apachurrones en el cuerpo quería ir a la escuela a presentar un exámen. WOW.

Mi sobrina con el hueso del pie roto andaba caminando por toda la ciudad y manejando sin quejarse. Tanto forzó el cuerpo que se soldo el hueso solo.

Mi Fígaro también es un resistente. Cuando algo le duele se tumba en la cama y  se echa a dormir un poco, es su cuerpo que le está mandando señales. Yo lo abrazo y le lleno de besos y me concentro para quitarle el dolor.

No le doy tanta importancia al pasado porque ya no hay marcha atrás, sin embargo mi presente me preocupa y me ocupa, y por ello creo que los momentos de drama deben ser cortos, e intensos para botar la energía.

"Si te detienes mucho en el dolor no podrás disfrutar del  placer", además, todos tenemos todo tipo de dolores, el tema es cómo los llevamos a cuestas.

Yo nomás no puedo ni compartirlo con nadie, nomás no hay replica, si le digo a Cuijo soy una exagerada, cuando le digo a mi mamá me duele o me siento tal, ella luego luego me cuenta los males de los demás ufff, y ni que contarle a una amiga, no quiero que me vean como la quejumbrosa después de la recepción que tengo con los cercanos, te imaginas?

Hay que conocer el dolor, hay que dominarlo para luego navegar en los lagos del placer. La próxima vez que vea a una persona recién operad@, o la próxima vez que vea a alguien con un yeso, con una venda, con un curita  o que me encuentre con alguien que acaba de terminar una relación de años y anda con el dolor en la espalda voy a abrazarl@ y l@ voy a felicitar. Le daré una medalla a la resistencia.

La próxima vez que me duelan las bubis voy a recomponerme solita y me abrazaré por saber resistir. Lo más fácil es abandonarnos y tirar la toalla. Lo más sencillo es paralizarnos. A veces uno tiene que caminar con firmeza y de cara al viento aunque la procesión vaya por dentro. Bienvenida resistencia, ven a mi lado con la fuerza.

 

Estoy preparada para vencer. Ya sea el dolor de la mastitis o la anunciada ruptura de mi relación de tantos años. O incluso queridas Farfalas los terribles resultados de la dolorosa Histerosalpingografia, que ya les contaré… mientras tanto seguiré haciendo como siempre de tripas corazón, BK respira, Bk resiste, Bk aguanta, Bk tu puedes…